martes, 27 de noviembre de 2012

Una historia danesa (I)

En el libro V de la Gesta Danorum, una voluminosa obra escrita en latín por Saxo Grammaticus (ca. 1150-1220), se narra la extraña historia de Asuithus y Asmundus. 
Estos dos guerreros islandeses, compañeros en mil batallas, sellaron su amistad de forma curiosa: ambos juraron que si uno de los dos moría, el otro le acompañaría a la tumba. Y sucedió que Asuithus murió tras una enfermedad. Su cuerpo fue colocado en el interior de una gruta subterránea, acompañado de su caballo y su perro –según la costumbre–.

Al poco tiempo, Asmundus, fiel a su palabra, se metió también en aquella cavidad funeraria, llevándose algo de alimento para sobrevivir unos días, al menos. 
Pasado algún tiempo una expedición militar sueca pasó junto al túmulo funerario de Asuithus. Ericus, el líder de aquella partida de guerreros, mandó explorar el enterramiento, habida cuenta de que estas construcciones funerarias solían guardar tesoros. Uno de los suecos descendió al interior de la gruta, descolgándose en una cesta sujeta por una cuerda.

viernes, 2 de noviembre de 2012

VI Simposio San Josemaría

Parece mentira que ya hayan pasado 10 años desde la primera edición de lo que entonces llamamos "Simposio San Josemaría". Tuvo lugar en el Hospital de San Juan de Dios de Jaén; quedó claro que había que buscar un sitio más grande. Así fue, y con periodicidad bienal, nos hemos vuelto a reunir para celebrar este evento que volverá a repetirse en Jaén, durante los días 16 y 17 de noviembre.
La presente edición -como las anteriores- gira en torno a una idea central: el trabajo como servicio. Porque hoy en día, en la difícil coyuntura por la que está pasando nuestro país, conviene recordar a todos (cristianos o no) que un trabajo profesional realizado de espaldas a los demás, con el único objetivo de enriquecernos; o llevado a cabo como una especie de condena; un trabajo cuyo único fin sea nuestra vanagloria o conseguir un prestigio más o menos duradero; un trabajo así (lo creo de corazón) es necesariamente un ejercicio de egoísmo y de irresponsabilidad. El reto que tenemos cada uno es descubrir el modo en el que nuestra tarea profesional (incluso aquella que parece irremediablemente individualista o de escasa trascendencia) puede hacerse pensando en el prójimo.
Hay una frase que repetía San Josemaría y que viene muy a propósito: "Para servir, servir". Si la tarea en la que pasamos la mayor parte de nuestra jornada ha de ser un servicio, es necesario que nosotros "sirvamos", esto es, que estemos preparados, que la realicemos con competencia profesional y de forma responsable.
Estas y otras cuestiones serán abordadas en el simposio. ¿Te animas? Puedes inscribirte on line en: http://www.simposiosanjosemaria.com/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=65&Itemid=27


Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!