domingo, 24 de abril de 2011

Jung y Dios

Carl Gustav Jung (1875-1961) fue un psiquiatra suizo, fundador de la escuela conocida como "psicología analítica". Tras educarse en Basilea, pasó la mayor parte de su vida en Zurich. Uno de los primeros seguidores de Freud -quien lo consideraba su discípulo predilecto-, participó inicialmente de las teorías psicoanalíticas, pero terminó por distanciarse del austriaco al diferir de él en lo tocante a primacía de los traumas sexuales en la infancia como definidores de la personalidad y patologías psíquicas de los hombres.
Basándose en el concepto freudiano del id, desarrolló su teoría del subconsciente collectivo, aquella parte de nuestra psique que compartimos con todos los seres humanos de todo lugar y momento histórico. Estudió los sueños, la mitología y la literatura, sacando a la luz lo que él llamó "arquetipos", ideas originarias que forman el subconsciente colectivo, y manifiestas en sueños, leyendas o mitos en todas las culturas.
En 1959, el periodista británico John Freeman fue a la casa de Jung en Zurich y lo entrevistó para su programa televisivo Face to Face en la BBC. (http://www.youtube.com/watch?v=oQNb23X8PRI) 
Tras dialogar sobre su infancia, sus padres, su formación universitaria y su encuentro (y posterior ruptura) con Freud, Freeman pregunta a Jung sobre la educación religiosa que de niño recibió de su padre, un pastor luterano. En aquella época, comenta el entrevistado, lo normal era asistir a los cultos en la iglesia; Freeman entonces pregunta:

FREEMAN: And did you believe in God? [¿Y creías en Dios?]
JUNG: Oh, yes! [¡Oh, sí!]
FREEMAN: Do you now believe in God? [¿Crees ahora en Dios?]
JUNG Now? ... Difficult to answer. I know. I needn't... I don’t need to believe. I know. [¿Ahora?  Es difícil de responder. Yo lo sé. No necesito creer. Lo sé]

miércoles, 20 de abril de 2011

Semana Santa

No me gustan las procesiones, y por supuesto respeto a todo aquel que las vive con sinceridad y fervor.
Me pone de muy mal humor intentar conducir por una ciudad en Semana Santa, con los policías municipales haciéndome variar mi ruta, mandándome al quinto pino, porque va a pasar un trono. Las aglomeraciones y empujones me hacen desear una vida de ermitaño (sólo durante estas fechas), y son el motivo por el que dejé de asistir a concierto de pop-rock (para estar en las gradas, mejor no voy).
Pero la Semana Santa es para mí otra cosa.
Tampoco las imágenes de los tronos me conmueven (puede ser un problema de falta de sensibilidad, o de formación artística). Siempre me pregunto qué hace la Guardia Civil desfilando, o las bandas de música con uniformes napoleónicos (algunos demasiado grandes), que casan tan mal con los peinados CR7 de los jóvenes, o los maquillajes Rita Pavone de ellas.
La Semana Santa es otra cosa.
Los romanos son auténticos. Como legiones de castigo mandadas a guardar el Muro de Adriano en la inhóspita Bretaña, suelen ser los infantes verdaderos patibularios, que marchan cansados al son de los tambores. Los cascos les bailan sobre la cabeza y los penachos ¡ay los penachos! Suena el redoble.
Yo vivo otra Semana Santa.
Los costaleros suben con un impulso que estremece su pesada carga. Me pregunto cuántos de ellos piensan en Cristo o en su Madre fuera de estas fechas. Y no digo que sea hipocresía, ojo, sino más bien un arrebato de un par de güevos, que podría transportar y bailar, lo mismo a San Juan, que a un pesado becerro dorado o a la Reina de las Fallas.
Esta no es mi Semana Santa.
Las señoras y señoritas con mantilla llevan un rosario en la mano y, algunas, lucen piernas con la misma falda negra que se ponen un Viernes por la noche. Labios púrpura, rimel, abundante colorete y sombra de ojos. Pero hacen penitencia: la de llevar unos tacones que les hacen terminar con los pies molidos. 
¿Es esto la Semana Santa?
Un muchacho me decía el otro día que él se toma en serio lo de su Cofradía, preparar los tronos y salir de costalero en dos procesiones; yo lo creí. Y me dijo que cuando llevaba el trono, agotado, con un hombro prácticamente entumecido por el dolor, reflexionaba sobre su vida y sobre cómo ser mejor. Ya le diré algo al respecto, porque ésa sí es mi Semana Santa. No sólo el elemento artístico de las tallas del XVII o del XVIII; no sólo el fervor popular o las terrazas de los bares llenos con el buen tiempo; y desde luego, no el lucimiento de algunos y algunas.
Semana Santa es conmemorar la Pasión, Muerte humillante y Resurrección de un Hombre que es Dios, abrumado por el horror de todas las abominaciones (grandes o pequeñas) de los hombres (incluidas las mías, por supesto), para redimirnos ante el Creador, en un acto de Amor sin pedir a cambio nada más que nuestra entrega libre, consciente y total en el sitio que nos haya tocado en suerte.

Rostros con historia (46)

Es verdad que era difícil.
Lo recuerdo como uno de los rostros más terróríficos de mi infancia cinematográfica. Se trata de la película Drácula (1979) de John Badham (http://www.imdb.com/title/tt0079073/), una cinta que pese a su calidad, no está entre las versiones cinematográficas más conocidas del conde.
El personaje es Mina van Helsing, hija del afamado cazavampiros, y una reinterpretación de Lucy Westenra en la novela de Stoker. La actriz es Jan Francis (1947) y ésta fue una de sus pocas apariciones en la gran pantalla.

domingo, 17 de abril de 2011

Rostros con historia (45)

Entra con fuerza un nuevo participante en esta serie de retos a vuestra perspicacia cinematográfica. Firma como el murciano y dice:


"ese tipo parece sacao de la central de Fukusima esa.... Allá vamos: Christopher Lee en el papel principal en La maldición de Frankenstein, 1957".

Me cuesta admitirlo, pero ha acertado. Es el inefable Sir Christopher, nuevamente en este blog.

viernes, 15 de abril de 2011

Rostros con historia (46)

Me vuelve a retar mi amigo murciano, a que le ponga un rostro para identificar. Sospecho que éste ni lo va a oler; es más, si lo acierta, le doy mi colección de singles de vinilo (salvo los de The Police).
Pues eso, película, personaje y quién lo interpreta.
Como veo que os ponéis nerviosos, ahí va un primer plano.



miércoles, 13 de abril de 2011

Dos años en línea

Pues sí, hoy cumple dos añitos "A Blog For All Seasons". Contamos con 32 seguidores, 13.500 visitas, y aún no hemos censurado un solo comentario (lo cual me produce una gran satisfacción).
Han pasado muchas cosas en estos 24 meses.
¿Propósitos? Hablar más de literatura (y menos de cine).

lunes, 11 de abril de 2011

Rostros con historia (45)

Me han retado, me han desafiado a poner otro rostro terrorífico. Pues ahí va. Quede constancia de que no es muy difícil, si se sabe adivinar al actor debajo del maquillaje (¡no es Al Pacino!). 
Por cierto, el ojo derecho es para nota.

sábado, 9 de abril de 2011

Rostros con historia (44)

Estoy muy desilusionado, pues nadie ha acertado al curioso personaje de la foto.
Se trata de Carl, el poco agraciado sirviente del Dr. Callistratus, en la película La sangre del vampiro (Blood of the Vampire, 1958), un film terrorífico (en varios sentidos). Con una factura que recuerda a las películas de la Hammer, ésta no consigue recrear el ambiente gótico y recargado que resulta tan atractivo en las primeras.
El actor británico Victor Maddern (1926-1993) interpretaba al personaje. Lo habéis visto en varias películas, haciendo de militar.

jueves, 7 de abril de 2011

Rostros con historia (44)

Por petición de mi amigo Javier, incluyo una nueva entrada en esta serie. Doy por hecho que él no la va a acertar, así que me divertiré leyendo sus propuestas.
¿Actor?, ¿personaje? ¿película?
No puedo evitar pensar (por ese ojo derecho, claramente postizo) que este rostro está inspirado en el Quasimodo interpretado por Charles Laughton,
y que ambos están detras del simpático Quasi de Disney Pictures.

Vuelvo a Granada

Acabo de regresar de Granada. Hoy, a las 11'30, tenía una conferencia en el Aula Magna de mi antigua Facultad (Filosofía y Letras) en el Campus de Cartuja. Creo que ha cambiado poco: sigue siendo una Facultad de anarquistas, comunistas, poetas, chicas listas con gafas redondas y chicos sin afeitar. La verdad, no sé en qué grupo encajaba yo, cuando llegué en 1988.
Mi Facultad me traía recuerdos de 091 (el mítico grupo granadino), el Paseo de los Tristes y el Campo del Príncipe; otras memorias prefiero olvidarlas. Estuve en Granada hasta septiembre de 1994, fecha en la que empecé a trabajar en la Universidad de Jaén.
Mi conferencia versaba sobre los vampiros en la literatura inglesa del siglo XII y estaba enmarcada en el Curso "Vampiros a Contraluz", de 30 horas de duración (http://canalugr.es/agenda-del-dia/icalrepeat.detail/2011/02/21/3067/). He analizado tres casos, pues en ellos el/los "reviniente/s" - el cadáver de un muerto que vuelve de su tumba para atormentar a los vivos - aparecen vinculados con la sangre, suya o de sus presuntas víctimas. Los casos en concreto eran:
-"The Devill of Drakelow", comentado en tres entradas de este blog.
- Dos casos recogidos por William of Newburgh en el cap. XXIV (libro V) de su Historia Rerum Anglicarum (1196-98): el caso del reviniente de Melrose y el caso del reviniente del castillo de Anantis.
Tras hablar una hora, y como nadie se atrevía (o quería) preguntar nada, me he puesto a hablar (cómo no) de Grendel, y de su afinidad con el vampiro folklórico y con los muertos vivientes (draugar) de la literatura nórdica.
Al bajarme del estrado, varios alumnos y alumnas de distintas titulaciones (había un filólogo clásico y una filóloga inglesa) han mostrado su interés por el tema, pues les ha resultado muy novedoso. El brillo en los ojos de un estudiante es, realmente, lo que más conforta a quien intenta transmitir conocimientos.

viernes, 1 de abril de 2011

Encontrarás Opiniones...

Anoche me escapé con dos de mis hijos a ver Encontrarás Dragones de Roland Joffé. Aclararé (aunque sé que no hace falta) que el argumento de la misma gira en torno a dos antiguos amigos, uno de los cuales es Josemaría Escrivá, con la Guerra Civil española como telón de fondo. Desde los días previos a su estreno -el pasado 25 de marzo-, está dando mucho que hablar. Creo que hay que ir a verla, para poder opinar con un mínimo de veracidad, más allá de estoy a favor del Opus Dei e iré a verla o estoy en contra del Opus y no pienso ir.
Siguiendo el consejo de un amigo, no voy a dar mi opinión sobre esta película, pero algo tengo que decir.
Pues bien, estaba yo surfeando por la web en busca de reacciones de distinto tipo sobre la cinta de Roland Joffé, cuando llegué a un foro cuyo nombre es forogayfutbolistas y en el que había un hilo sobre la película (31 de marzo al 1 de abril). Voy a reproducir los diferentes comentarios (sin alterar nada, sólo suprimo lo que no es pertinente al tema) en los que los usuarios opinan sobre Encontrarás Dragones. Participan 5 usuarios, a los que identifico con diferentes letras.
Por cierto, dudo que este foro sea sospechoso de estar conchavado con la Obra, digo yo.

Usuario A:Bueno, pues que el otro día anduve viendo esta película.Al princípio creía que trataría de temas fantásticos, de hecho no habia oido hablar de dicha peli, pero me la recomendó un amigo mío, me animé a verla y puedo decir que no me defraudó en absoluto.... :rev: Como marco, la España de los años 70 y un hombre que decide escribir un libro e investigar sobre Josemaría Escrivá de Balaguer, un viejo conocido de su padre y fundador del Opus Dei. La habéis visto?? Qué os ha parecido??

Usuario B:
Yo no la he visto, y la verdad es que tampoco me llama mucho la atención porque en cierto modo me la imagino un poco demasiado... no sé cómo decirlo, para fans del Opus. Qué me puedes decir al respecto?? La peli intenta convencer de algo, o plantea un discurso más abierto? 
Eso sí, al menos el director y la producción parecen medianamente decentes...

Usuario C:La verdad es que el título puede resultar bastante engañoso... xDDD. El otro día hablaron de esta película en la tele y en cuanto empezaron a hablar del Opus, empezó a disiparse mi poco interés en ella. :)

Usuario A:
Chicos, no os dejéis engañar, de verdad. Puede que la película pueda parecer que van a hacer apología del Opus Dei pero ni mucho menos de la realidad. Tratan el tema del Opus en la España de la guerra civil española de la forma más parcial, sumándolo a otras historias que se entrelazan entre ellas y da un punto de vista de la guerra bastante objetiva diría yo. 
Yo os la recomiendo sin lugar a dudas!!!¿)

Usuario D:Yo vi un poquito del reportaje que le hicieron en la tele, pero estaba ocupada en otra cosa, así que no pude verlo completo. La peli me llama la atención, pero dudo mucho que la pongan en el cine de aquí, así que tendré que esperarme a que la pasen en televisión (porque me fastidia descargar pelis :().

Usuario A::whattt: 
Dicha película está en cualquier cine.... Yo personalmente la vi en los cines de Mendez Alvaro, pero vaya, que tb la había en el Kinépolis.¿)


Usuario C:

Volviendo a la peli, pues es que estamos en las mismas; si no me llama la atención no es porque crea que van a hacer apología del Opus (:ws), sino que simplemente viendo que trata ese tema y hablan de su fundador y demás zarandajas, pues como que paso bastante, jeje.



Usuario B:No sé, si dices que no la peli no trata de convencerte de nada, me alegro un poco. Tampoco creo que vaya a verla al cine, salvo que cuando vuelva a casa en Semana Santa no haya otra cosa que ver en alguna de esas noches que te apetece ir al cine y te tragas cualquier cosa :lol Pero bueno, si tengo oportunidad, ya veré a ver qué tal...

Usuario E:Yo planteo una cuestión, el hecho de esuchar Opus, sentir rechazo y no querer ver una película que pueda terer a la institución de fondo, no convierte a aquel que actúa de este modo en una persona cerrada, o en inglés narrow-minded, isn't
Yo la veré el domingo, Guerra Civil por ahí perdida, CNT, y Opus, puede ser mejor? Desde Camino un mundo de posibilidades se ha abierto ante mí.

Usuario B:No sé, yo personalmente hay muchas películas que no quiero ver porque simplemente no me apetece. Pero es eso, no querer ver Torrent 4 es algo comprensible, pero no querer ver Encontrarás Dragones es ser narrow-minded? Pues vale. Además, ¿cuánta gente del Opus fue a ver Camino? Supieron de su existencia, leyeron de qué iba la trama, pusieron el grito en el cielo y dijeron que los Goyas que recibió eran todos parte del conciliábulo judeo-masónico. Pero nadie fue a verla. Pero bueno, supongo que ésto tampoco iba mucho por mí. Pero me subo al carro. 
De todas formas, a mí las pelis de la guerra civil me aburren, porque todas son iguales, y el cine español saca cada año más y más, es cansino.


Usuario A:
Bueno, que cada uno haga lo que quiera....:D:D:D:D 
Yo os he recomendado verla, luego ya cada uno que decida. Sólo digo que no hace apología ni al Opus ni a su creador, ni se basa en eso sólamente la película.

Usuario F: Quia, es ver esa peli y acabar de miembro supernumerario de la Obra. Tiempo al tiempo.

Usuario C: Yo es que creo que el hecho de que a alguien no le apetezca ir a ver una película que habla sobre un tema que no le interesa en absoluto, es lo más normal del mundo... Vamos, digo yo, ¿ehh?

Usuario E: Si es que en este foro todo acaba igual para qué narices intentar nada. Me rindo. Y eso de las películas de la Guerra Civil es totalmente cierto, siempre ganan los mismos verdad?





Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!