lunes, 16 de noviembre de 2009

Un lobo disfrazado

Durante los últimos días debo haber visto al menos quince veces la película de "Los Tres cerditos y el lobo feroz" (The Three Little Pigs, Walt Disney, 1933) con mi hija de dos años. Cuando me ve trabajando en casa con el PC, se acerca y me dice: "quero ve la peli de los tres cerditos y el lobo ferossss". Me la siento en las rodillas y asistimos a la proyección de los 8 minutos en You Tube.
La historia es conocida. Para evitar los ataques del lobo, cada uno de los tres cochinillos se fabrican una casa para refugiarse. Al final, los dos más perezosos terminan cobijándose en la casa del hermano más hacendoso, pues el lobo ha derribado sus chozas a base de soplidos. Para atrapar a los tres puercos, el depredador se disfraza (foto de arriba) e intenta burlar al dueño de la casa. Pero ¿de qué se disfraza?
No sé si por deformación profesional, estoy acostumbrado a leer entre líneas o a buscar aquello que, a simple vista, puede pasar desapercibido. Pues bien yo tenía una leve sospecha. El lobo disfazado tiene una serie de rasgos muy marcados: la barba, la nariz prominente, el atuendo y utensilios que lleva, y, además, un acento especial al hablar inglés; para completar la presentación del lobo disfrazado, suenan brevemente unos acordes musicales. Pensé que el lobo se había disfazado de judío. Algunas pesquisas en la red me confirmaron, en efecto, que se trataba de un vendedor ambulante judío, un esterotipo que -si bien al público español puede resultarle desconocido- era sobradamente familiar en Estados Unidos y en los países europeos donde había ciudadanos judíos. El año en el que se estrenó la película, Hitler era elegido Canciller alemán.

Por esta caricatura, hay quienes han tachado a Walt Disney de ser antisemita o nazi, incluso. Lo cierto es que en la época, este tipo de alusiones eran muy comunes en los films animados, incluso en aquéllos producidos por judíos. En cualquier caso, el Congreso Judío Americano calificó la caricatura de "vil" y "repulsiva".

Roy Disney, hermano de Walt, quitó trascendencia al asunto y añadió que la secuencia no podía ser eliminada; lo que sí hicieron en Disney fue modificarla ligeramente. Las versiones más recientes del corto en DVD incluyen la modificación. Sólo cuando "Los Tres Cerditos" estuvo disponible para su descarga en iTunes se restauró la secuencia original.
Seguidamente, incluyo las dos versiones del corto. En la primera, la original, el polémico lobo aparece en el minuto 6:06.


En la secuencia modificada (desde 6:20), el lobo aparece sin narz ganchuda, barba y gafas de aumento (sustituídas por otras más convencionales). Todo lo demás, incluido el acento Yiddish, los acordes musicales se mantienen. También las palabras del lobo: "I'm the Fuller Brush man. I'm working me way through college". (Soy el vendedor de cepillos. Me estoy pagando los estudios en la Universidad).

5 comentarios:

  1. gracias por la aclaratoria Eugenio. Llegue hasta tu blog buscando si Walt Disney era antisemita ya que vi en uno de los episodios de Padre de familia (Familiy Guy) que hacen referencia al odio de Disney por los judios. He leido informaciones sobre el gusto de Walt Disney por regimenes como el de Hitler y Mussolini, pero no se que tan ciertas sean.

    Te dejo el link del video de Padre de Familia

    http://www.watch-family-guy-online.com/season-8/episode-2-family-goy/

    Saluods

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Capi, y por el link de una película que me gusta bastante.
    Respecto a Disney, he estado pensando sobre el tema desde que escribí la entrada. Mis conclusiones son:
    1. El antisemitismo es una constante en la historia -aún existe, por cierto-. Lo qu pasó en Alemania podía no se entiende si no tenemos una visión más global de aquello. No me refiero sólo al racismo exacerbado, sino a una visión del mundo en la que el hombre ha declarado la muerte de Dios (Nietzsche) y se cree autónomo para conseguir sociedades perfectas, que resultan ser a la postre inhumanas: fascismo italiano, nazismo y comunismo.
    2. Hitler despertó gran admiración entre muchos políticos europeos antes de la Segunda Guerra Mundial; Churchill entre ellos. Las democracias occidentales veían en la Alemania nazi un muro de contención contra la extensión del comunismo soviético. Muchos partidos de corte fascista surgieron en la década de los treinta en los países europeos, en pugna con los movimientos de extrema izquierda.
    3. Obviamente, Disney era conservador y republicano, pero yo no diría que fue nazi. En ese sentido miraría con cierto gusto los logros de Alemania tras el ascenso de Hitler al poder (en las urnas) en 1933. El horror que provocó luego ahogaría cualquier simpatía que pudiera haber sentido por él.
    4. ¿Era Disney antisemita? Yo diría que el suyo era un antisemitismo cultural, de arquetipos, más que de fondo. El de alguien que cuenta chistes de judíos, de negros o de hispanos. En cualquier caso, se trataba de una persona con valores que yo comparto, con sus luces y sombras, como tú y como yo.

    ResponderEliminar
  3. Mil gracias por tu publicacion, he estado como loca tratando de encontrar la cancion de los tres cerditos que se escucha en este video, pues mi bebe de 2 tambien la quiere escuchar todo el tiempo, y me gustaria comprarla y hasta tenerla en mi ipod, para ponersela todo el tiempo. Lo malo es que no la encuentro para itunes o para comprarla, tu sabes donde la puedo comprar? mil gracias!! alexalet@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Estimad@ amig@ anónim@, creo que he encontrado lo que busca en Amazon:
    http://www.amazon.com/Disneys-Greatest-3-Various-Artists/dp/B00006EXKT/ref=sr_1_5?s=music&ie=UTF8&qid=1292452708&sr=1-5
    La canción de los cerditos es la número 19.
    A mis niños también les encanta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!