martes, 29 de julio de 2014

Las situación de los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados, incluido el Este de Jerusalem

A propósito de la situación que se vive en Israel y Palestina, incluyo mi traducción (en dos entradas) de un texto publicado en la página web de la Santa Sede (http://www.vatican.va/roman_curia/secretariat_state/2014/documents/rc-seg-st-20140723_tomasi-situazione-gaza_en.html)

Silvano M. Tomasi
COMUNICADO DE S.E. EL ARZOBISPO SILVANO M. TOMASI, REPRESENTANTE PERMANENTE DE LA SANTA SEDE PARA LAS NACIONES UNIDAS Y OTRAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES EN GÉNOVA
Génova, Miércoles, 23 julio 2014

La situación de los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados, incluido el Este de Jerusalem

Sr. Presidente, 
Mientras el número de personas muertas, heridas, y desplazadas de sus hogares sigue aumentando en el conflicto entre Israel y algunos grupos palestinos (particularmente en la franja de Gaza), la voz de la razón parece ahogarse por el estruendo de las armas. La violencia no nos llevará a ningún sitio, ni ahora ni en el futuro. Las injusticias y violaciones de los derechos humanos, en especial el derecho a la vida y a vivir en paz y seguridad, siembran semillas frescas de odio y resentimiento. Se consolida una cultura de la violencia, cuyos frutos son la destrucción y la muerte. No habrá vencedores en esta tragedia, solo más sufrimiento. La mayoría de las víctimas son civiles, aquellos que deberían ser protegidos por las leyes humanitarias internacionales. La O.N.U. calcula que aproximadamente un 70% de los palestinos muertos han sido civiles inocentes. Esto es tan intolerable como el lanzamiento indiscriminado de misiles sobre objetivos civiles en Israel. Las conciencias están paralizadas por el prolongado clima de violencia que pretende imponer una solución mediante la aniquilación del contrario. Sin embargo, la demonización del otro no elimina sus derechos. El camino hacia el futuro transcurre, más bien, por el reconocimiento de nuestra común condición humana. 
En su Peregrinación a Tierra Santa, el Papa Francisco reclamó que se pusiera fin a la inaceptable situación del conflicto israelí-palestino (1). "Por el bien de todos," dijo, "existe la necesidad de intensificar los esfuerzos e iniciativas encaminados a crear las condiciones para una paz estable basada en la justicia, en el reconocimiento de los derechos de cada individuo, y en la mutua seguridad. Ha llegado el momento de que cada uno encuentre el valor de ser generoso y creativo en el servicio del bien común; el valor para forjar una paz que se asiente sobre el reconocimiento -por parte de todos- del derecho de los dos estados a existir y vivir en paz y seguridad, dentro de fronteras reconocidas internacionalmente"(2). La aspiración legítima a la seguridad de una de las partes, y a unas condiciones de vida dignas por parte de la otra, con acceso a los medios normales de la existencia (como los medicamentos, el agua corriente y el empleo, por ejemplo), refleja un derecho humano fundamental, sin el cual es muy difícil conservar la paz. 
(...)

(1) Discurso del papa Francisco en Belén, 25 mayo 2014. 
(2) Ibid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!