lunes, 3 de septiembre de 2012

Edith Stein (1891-1942)

Hace tiempo que le debo una entrada a esta mujer, así que aquí está. Contaré su historia comenzando por el final.
El 9 de agosto de 1942, dos días después de su llegada a Aushwitz, Teresa Benedicta de la Cruz, de nacionalidad alemana, murió en una cámara de gas. No fue asesinada por su condición de carmelita, sino por ser judía. Desde que en 1933 se le impidiera ejercer la docencia, Edith Stein estaba en peligro de muerte. Era catedrática de filosofía en el Instituto de Pedagogía Científica de Münster, y se había bautizado en el seno de la Iglesia católica en 1922. Su familia no entendió que abandonara la fe de su pueblo, aunque ella nunca dejó de sentirse orgullosa de su raza. En la ceremonia de su beatificación (Colonia, 1 de mayo de 1987), Juan Pablo II la describió como "una hija de Israel, que durante la persecución de los nazis ha permanecido, como católica, unida con fe y amor al Señor Crucificado, Jesucristo, y, como judía, a su pueblo". Su canonización tuvo lugar en 1998.
La entrada de Edith Stein en el convento de las Carmelitas (1934) no fue una huida de la persecución de la Gestapo, ni una separación de su pueblo, en quien pensaba en todo momento: "Pienso continuamente en la reina Ester, que fue sacada de su pueblo para dar cuenta ante el rey. Yo soy una pequeña y débil Ester, pero el Rey que me ha elegido es infinitamente grande y misericordioso" (31.10.1938). 
En 1913, la estudiante Edith Stein se fue a Gottinga para asistir a las clases del filósofo Edmund Husserl, de quien llegó a ser discípula y asistente. Bajo su supervisión, defendió Stein su tesis doctoral en 1916. Por aquellos tiempos, Edmund Husserl defendía que el mundo percibido existía, y no solamente de forma kantiana, como percepción subjetiva. Sus discípulos entendían su filosofía como un viraje hacia lo concreto, la fenomenología. Esta perspectiva condujo a no pocos discípulos y discípulas suyos a la fe cristiana. En Gottinga Edith Stein se encontró también con el filósofo Max Scheler, lo que atrajo su atención sobre el catolicismo. Leerá el Nuevo Testamento, a Kierkegaard y el opúsculo de los Ejercicios Espirituales de Ignacio de Loyola. Pero es la autobiografía de Santa Teresa de Jesús, que llegó a sus manos en 1921, la que le abre los ojos a la fe: "Cuando cerré el libro, me dije: ésta es la verdad". 
Todos los escritos de Edith Stein, santa Teresa Benedicta de la Cruz, fueron publicados en español en 2008. Los temas tratados incluyen la espiritualidad, la antropología, la fenomenología y otras disciplinas.
http://www.citesavila.org/web/es/contenido.asp?iddoc=240

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!