domingo, 23 de agosto de 2009

La reina más amada por los ingleses: Catalina de Aragón

Hace unos días estuve de visita con mi familia en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. Siempre suelo detenerme en los retratos, me gusta mirar a los ojos de sus protagonistas con el deseo de saber algo más de ellos. Y así, me crucé con una obra del pintor Juan de Flandes, realizada en 1496 y ejemplo del estilo hispanoflamenco. La joven retratada evitó mi mirada, al igual que evita revelar su identidad. Se supone que se trata de Catalina de Aragón, con sólo once años de edad.


Catalina era hija de los Reyes Católicos y esposa de Enrique VIII; ambos fueron coronados monarcas de Inglaterra en 1509, hace exactamente 500 años. Ella fue, nos lo han vuelto a recordar los diarios este año, la reina más amada por los ingleses: el pueblo no vio con buenos ojos que Enrique la abandonara y se casara con Ana Bolena. Dado que el Papa no accedió a conceder al rey la nulidad de su matrimonio con Catalina, éste se proclamó cabeza de la Iglesia de Inglaterra y se autoconcedió lo que le negaban. Éste es el origen de la Iglesia Anglicana, y no divergencias de tipo doctrinal.

Mi hija de dos años me tiraba del pantalón ("Papi, mámonos..."), mientras yo miraba el rostro redondeado de la infanta, la boca pequeña, bien perfilada, y los ojos serenos.

Al volver a casa, me he enterado que la Galería Sotheby's de Nueva York subastará el próximo 11 de diciembre una carta de Catalina de Aragón a su sobrino, el emperador Carlos I de España y V de Alemania (los chicos de El País lo dicen al revés), pidiéndole su intercesión ante el Papa para que apoye su matrimonio con el monarca inglés. La reina tenía 39 años cuando escribió la carta.

Catalina perdió, finalmente, su corona, muriendo en 1536 en el castillo de Kimbolton. La mejor biografía sobre esta mujer es obra de Garrett Mattingly, Catherine of Aragon (1941), y está traducida al castellano.

2 comentarios:

  1. He leído la biografía de Mattingly: amena y muy bien documentada. Esta señora, Catalina, valía un potosí.
    Te comenté en una ocasión que la biografía de su hija, María Tudor, es genial.
    Me refiero a la de María Jesús Pérez Martín. Esta investigadora ha dedicado más de 20 años a los personajes de la época.
    El libro es genial.
    Trata también mucho de la propia Catalina. Lo publica Rialp.
    Un abrazo.
    Estas dos mujeres lo pasaron muy mal, y muchos las tienen por santas, y es que no es para menos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Fernando. Ya sabes, sin embargo, que María Tudor no tiene tan buena fama en Inglaterra; de hecho la llaman "bloody Mary".
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!