jueves, 8 de diciembre de 2011

"Un día que pervivirá en la infamia"

El 1 de febrero de 1933 la Marina norteamericana llevó a cabo un ataque ficticio sobre base de Pearl Harbour, concluyendo que las defensas eran insuficientes. El 7 de diciembre de 1941 –hace hoy 71 años- el imperio del Sol Naciente demostró cuán acertado había sido el informe de la Marina.
Parece ser que el gobierno americano sabía de la inminencia de un ataque japonés, aunque se suponía que sería en la Filipinas, la llave para amenazar Australia y Nueva Zelanda. El almirante japonés Nagumo comenzó el ataque a las 6:05: desde seis portaviones partió la primera oleada de 183 aviones (entre cazas, caza-bombarderos y bombarderos) que se dirigió a los aeródromos de la isla de Ford. La segunda oleada, compuesta de 170 aviones (en su mayoría lanza torpedos), atacó la flota atracada en Pearl Harbour. El acorazado Arizona fue el primero en irse al fondo; luego le siguieron nueve embarcaciones más y un total de 21 fueron seriamente dañadas. Las bajas ascendieron a más de 3.500 personas, incluyendo civiles (2.403 muertos y 1.177 heridos). Los japoneses sólo perdieron 29 de sus 350 aviones.
Al día siguiente, los EEUU declararon la guerra a Japón y, consecuentemente, entraron en la 2ª Guerra Mundial.

4 comentarios:

  1. Antonio V. Casas Pedrosa8 de diciembre de 2011, 8:54

    Tuve la oportunidad de visitar ese lugar, la bahía de Pearl Harbour y el memorial que allí crearon y la verdad es que impone muchísimo respeto estar allí y conocer lo que ocurrió. El video que proyectan pone los pelos de punta a cualquiera. Ojalá aprendiéramos de los errores del pasado para no volver a cometerlos...

    Antonio V. Casas Pedrosa

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Nono, por tu comentario. No sabía que habías estado en Hawaii (haciendo surf). A ver si te leo más por aquí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. También habría que señalar la increíble "suerte" que tuvo el gobierno USA en ese ataque... Fue lo suficientemente importante para que la población (y, con ella, el Congreso) olvidara sus fuertes tendencias aislacionistas y declarara la guerra al Japón (creo que solo hubo una abstención en la Cámara), pero no lo suficientemente importante para imponer a las fuerzas armadas estadounidenses un hándicap imposible de remontar, ya que el objetivo principal, los portaviones, no estaba en Pearl Harbour.

    ResponderEliminar
  4. Cierto a lo último que dices. La flota yankee del pacífico sólo perdió barcos dispensables. Lo primero, amigo, es una lectura de los hechos. Sabrás, además, que hay quien dice que se conocían los detalles del ataque antes de que sucediera. Nada se hizo, porque USA quería entrar en la guerra -por motivos $$$$$, cómo no-. Gracias, Jaime.

    ResponderEliminar

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!