viernes, 7 de mayo de 2010

Un manuscrito de Tomás Moro en Valencia

La última obra escrita por Tomás Moro se conoce con el nombre de De Tristitia Christi (La tristeza de Cristo). El humanista inglés la redactó en su celda de la Torre de Londres; no pudo terminarla, pues sus carceleros -por mandato de Thomas Cromwell, Secretario de Enrique VIII- le quitaron el pergamino y carboncillo que estaba usando. Es una especie de testamento espiritual, escrito en 1534, en el que Moro comenta la oración de Jesús de Nazaret en el Huerto de los Olivos, tal y como la narran los Evangelios. Ante la proximidad de su ejecución, el ex-Canciller de Inglaterra, recrea los sentimientos del Mesías antes del prendimiento, al tiempo que expone su propia agonía.
Ese mismo manuscrito, de puño y letra de Moro, se custodia hoy en el Real Colegio del Corpus Christi de Valencia, más concretamente en el "Museo del Patriarca", Sala Estudi General . Sant Joan de Ribera, el Patriarca, legó el manuscrito a esta institución fundada por él. El fundador da algunas claves para explicar cómo llegó a sus manos esta preciosa reliquia: "Este libro me envió el conde de Oropesa diciendo que era del señor don Fernando de Toledo, al cual se lo dio fray Pedro de Soto, confesor del emperador [Carlos I] diciendo que era de Tomás Moro y escrito de su mano". El camino recorrido por esta joya bibliográfica no está muy claro. Carlos I debió recibir el manuscrito de manos de su embajador en Londres (1529-1545), Eustace Chapuys (1489–1556). Se cree que la hija de Moro, Margarita (o, sugiero, Mary Bassett, hija de la anterior) puso a salvo esta obra dándosela a Chapuys. El Emperador, a su vez, se la dio a fray Pedro de Soto (su confesor), de quien pasó a don Fernando de Toledo (teólogo dominico), al Conde de Oropesa y, finalmente, a Ribera. Según otras fuentes, don Pedro de Soto, trajo el manuscrito desde Inglaterra.

En la actualidad -¡maldita sea!- parece ser que la Generalitat y el señor Camps pretenden cambiar el manuscrito de Moro por el "retablo de Sant Jordi" (más conocido como el "Centenar de la Ploma"), obra atribuída Marçal de Sax, que se exhibe en el Museo Victoria & Albert de Londres (detalle del retablo).

Afortunadamente, los señores del Patrimonio Nacional de Gran Bretaña no aceptan ni el trueque, ni una cesión temporal. Por si fuera poco, el manuscrito moreano no pertenece a la Generalitat, sino al "Museo del Patriarca". Digo yo que algo tendrán que decir.

2 comentarios:

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!