miércoles, 16 de septiembre de 2009

Una reliquia de Tomás Moro (I)

Dorothy Colly era sirvienta de Margaret Roper y visitó a Tomás Moro hasta poco antes de su ejecución en la Torre de Londres. En la víspera de su muerte y por mediación de la criada, el ex-Canciller mandó a su hija una última carta, así como la camisa de pelo que Moro utilizaba para mortificarse. Margaret la guardó como preciada reliquia. En la foto de la izquierda, se muestra cómo era un camisa de pelo.
Otra Margaret, Giggs de apellido (en la ilustracion de abajo; 1505-1570), fue hija adoptiva de Tomás Moro. Tras casarse con John Clement, tuvo que exiliarse a Bélgica en dos ocasiones: tras la muerte de su padre adoptivo y, nuevamente, al morir María Estuardo y subir Isabel I al trono.

La hija pequeña de Margaret y John se llamaba como la madre y fue educada por una orden de monjas inglesas agustinas en el convento de Santa Mónica, fundado en Lovaina en 1609. Con los años, la joven Margaret Clement (1540-1612) tomó los votos en esta comunidad, siendo la priora de la orden durante 38 años. Pues bien, la camisa de pelo del mártir estaba bajo la celosa custodia de estas monjas, y les fue entregada, probablemente, por Margaret Giggs. Hacia finales del siglo XVIII, la orden regresó a Inglaterra, estableciéndose primero en Spettisbury y, finalmente, en la abadía de Newton, en Abbots Leigh (Devonshire). La camisa de pelo seguía en su poder.
(Continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!