martes, 6 de octubre de 2009

REC2: zombies made in Spain

Hoy me he hecho el loco y he ido a ver "REC2", de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Antes de ver la película, yo sabía cuál sería mi veredicto: el consabido, la primera parte me gustó más. Ese es el pensamiento que se me ha venido a la cabeza, tras los 85 minutos de proyección.
No podía ser de otra forma. De entre las decenas de películas que se han hecho sobre zombies -"La Legión de los Hombres sin Alma" ("White Zombie", Victor Halperin, 1932) fue la primera- "REC" me gustó por su particular técnica cinematográfica: la cámara en primera persona, que rueda a modo de documental. El modo de filmar convencional es una ventana desde la que observamos, a salvo, lo que sucede al otro lado; en la cinta de Balagueró y Plaza, las tomas defectuosas, los desenfoques, las idas y venidas del sonido y de la imagen hacen que la misma cámara se vea amenazada y, con ella, el espectador.
"REC2" mantiene la misma técnica, la lleva hasta sus últimas consecuencias: se acaba la batería, o se estropea la lente; y también hay más cámaras que filman lo que sucede (con ligeras variaciones en la calidad del visionado). Pero poco más. No quiero decir que no haya pasado un rato estupendo viendo la cinta, y sin embargo no siente uno esa conmnoción que se experimenta al ver algo novedoso.
La película muestra claras influencias de otros films como "EL Exorcista", la misma "Quarantine" (el remake USA de "REC"), o la pléyade de películas en las que las fuerzas especiales, la Guardia Nacional o los marines intentan combatir la zombinvasión de turno. Por otra parte, el guión está menos logrado que el de la primera entrega: mientras que en aquélla se especulaba sobre las causas que llevaban a los muertos a volver a caminar (¿un virus?, ¿la posesión diabólica?), en la segunda, el guionista opta por la explicación infernal. Esto permite a Balagueró dar rienda suelta una de sus obsesiones: la visión tétrica, macabra de la religión. También está presente otro de sus motivos recurrentes: los niños, casi siempre como instrumentos del terror. Por último, al final de la trama, el guión de un giro (tramposo), pero predecible, que permite anticipar una tercera entrega. Ya que estamos, y si la taquilla de "REC2" lo permite...
Si les gusta el subgénero zombies y, más en concreto, zombies endemoniados vean "REC2"; si no, vean las noticias de televisión. ¡Eso sí que da miedo!

3 comentarios:

  1. Aún no he podido ver la peli (el cine de Úbeda, realmente da asco en muchos sentidos) pero me joroba una cosa... ¿Por qué se vuelven a meter en la casa?

    En la primera parte nos repiten mil veces "mi marido está fuera" lo cual en mi opinión (y la de mi amigo el megazombi-fan) era una idea fantastica para una infección zombie fuera de la casa ¿o el perro transmisor era clasista y sólo atacaba a viejecitas y a niñas pequeñas?

    Lo cual (y cómo te digo, hipotetizando, que aún no he podido ver la peli) a mi me suena a "Os estamos diciendo que no... pero que sepais que va a haber un REC 3, un REC 4 y un REC 17, tras el cual descubrirás que tú mismo estás infectado"...

    De todas formas, el sábado te doy una opinión más formada

    ResponderEliminar
  2. Querido Eugenio, coincido en bastantes aspectos contigo. Es cierto que el final anticipa una tercera entrega, pero seguro es que no la filmarán. Balagueró tiene otros proyectos y Paco Plaza filmará la película correspondiente a su "falso trailer". A todas luces, [Rec]2 ha sido un encargo comercial más que una película salida del corazón (como la primera entrega).Comentaremos personalmente cuáles son, a mi modo de entender, los puntos deficitarios de esta secuela. Un abrazo. Julio Ángel

    ResponderEliminar
  3. Louie, Louie, te prodigas poco por mi blog.
    La casa (y la sensación de aislamiento que produce) es una de las bazas de de "REC". Yo no quiero más historias de zombies en espacios abiertos -o dentro y fuera-. En el fondo, la casa de vecinos es como un castillo gótico del siglo XXI, tan hostil como sus habitantes.
    Gracias por tu comentario, Julio. Efectivamente, REC2 es de encargo y no salida de las tripas (más que del corazón, como la primera). Respecto a que no habrá más partes, "Cosas veredes, Sancho"; la puerta ha quedado abierta.

    ResponderEliminar

Beowulf MS

Beowulf MS
Hwaet!